viernes, 11 de abril de 2008

Compañeros


-¡Sígueme!-, le ordenó.

-Puedo no seguirte-, contestó.

-Eso es lo que tú te has creído-, replicó la Vida a la Muerte.


© Luis Torregrosa López, 2007.

6 comentarios:

montse dijo...

Van de la mano la vida y la muerte.Desde que nacemos, empezamos a morir. Y teniendo esto presente, lo que hace falta es vivir intensamente, apreciando y disfrutando el ahora.
Un abrazo.

Paco dijo...

y desde entonces está ahí.

saludos

Luis dijo...

Montse, Paco, ¿qué sentido tendría una sin la otra? Pensarlo me da vértigo. Gracias por vuestros comentarios.

ISB dijo...

El sentido de la vida... el problema es que a veces coge carrerilla la una y adelanta a la otra.
Conciso y con sonrisa, perfecto.
Saludos.

Luis dijo...

Isa, ¡las vueltas que le damos a la razón de vivir! Gracias por tus palabras.

Nany dijo...

Definitivamente… cortito pero conciso y cierto… genial… me gusta mucho