sábado, 24 de mayo de 2008

Mario Benedetti


Aprovechando una entrevista en el diario El País de hoy he recordado la excelente labor de la Universidad de Alicante a través de la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes en donde Benedetti -que es doctor honoris causa de dicha universidad- tiene página propia aunque lamentablemente desactualizada.

En Letra buena, hace ya más de una década, se decía que Benedetti es Homero. Se reseñaba entonces: "su obra circula libre, desaforadamente sus citas sin corpus, sin libros, sin fotocopias. Circula porque sí, manuscrita, porque forma parte de los sentimientos más elementales y profundos de los chicos". Y sigue siendo Homero hoy porque sus textos recorren sin freno por la red y atrapan a cualquier lector desprevenido, y lo hacen para siempre. El artículo de El País menciona la llegada de Benedetti al territorio de los haikus hace cinco años, pero se equivoca: ya dejó cuenta de su capacidad de asimilar el haiku en 1999 en un ejercicio maestro.

Ha recorrido el poema y el relato como pocos autores hispanos, y sus ensayos, menos conocidos, son obras para la inteligencia, en especial aquellos en donde desmenuza el arte de escribir con la propia alma sin servilismos ni inventos vacuos. Así también en el poema Las palabras, comienza,

No me gaste las palabras
no cambie el significado
mire que lo que yo quiero
lo tengo bastante claro.


Y como cuentista, alegró la dimensión de los relatos cortos con una soltura envidiable, lejos de las composiciones alocadas y huecas de algunos contemporáneos mejor valorados.

Persécuta

Como en tantas y tantas de sus pesadillas, empezó a huir despavorido. Las botas de sus perseguidores sonaban y resonaban sobre las hojas secas. Las omnipotentes zancadas se acercaban a un ritmo enloquecido y enloquecedor.

Hasta no hace mucho, siempre que entraba en una pesadilla, su salvación había consistido en despertar, pero a esta altura los perseguidores habían aprendido esa estratagema y ya no se dejaban sorprender.

Sin embargo esta vez volvió a sorprenderlos. Precisamente en el instante en que los sabuesos creyeron que iba a despertar, él, sencillamente, soñó que se dormía.
Con los años que le alcanzan, nunca es tarde para recordar que Benedetti debe ser un Premio Miguel de Cervantes necesario, imprescindible.

7 comentarios:

Isa S.B dijo...

Y no olvidemos su buen hacer también como novelista, me siguen envolviendo sus letras de 'La tregua' al filo de los años.
Sin duda, un buen premio Cervantes...
Un abrazo.

Gustavo86-Góngora dijo...

Lo sabía, no me cabía la sospecha. Te he seguido a través de "El País" digital y he vuelto a dar contigo. Lo cierto es que Mario Benedetti ha sufrido ya tres descompensaciones en lo que vamos de año. Su salud se vuelve cada día más frágil pero su "garra charrúa" sigue igual de viva y flameante. Gracias por dedicarle una entrada a uno de los grandes de la literatura en castellana, no sólo de Uruguay, sino de toda Iberoamérica.

Aprovecho a enviarte un abrazo.
GuS

davidgl dijo...

Has ido a tocar a uno de mis favoritos. Le adoro. Él y galeano son dos urugayos que le han democratizado la lectura, haciendo sencillo de entender lo profundo.

Un fuerte abrazo para ti, y otro para Benedetti.

Luis dijo...

Isa, desde luego, pero no conozco tanto su faceta como novelista: una tarea pendiente. Gus, un placer saludarte. Ya sé que su salud ha empeorado mucho, pero sigue siendo un creador infatigable. David, Uruguay ha dado al español notables escritores, en efecto. Y Onetti también, por ejemplo. Grandes.

STEVE dijo...

Cierto es, se deberia honrar su trayectoria.
un abrazo

Lena dijo...

Y aquel libro de cuentos "La muerte y otras sorpresas"...

Qué foto escogiste, Luis...
Me encanta.

Como el abuelo que mi hijo no tiene.

Un abrazo

montse dijo...

Hece tiempo que tengo ganas de leer a Benedetti y ahora tu me lo has recordado!!... Mi próxima lectura por descontado será de él y quizás empiece por "La Tregua", como sugiere Isa SB.
Nunca es tarde para empezar!!...
Un abrazo.