martes, 20 de mayo de 2008

Confesiones de alcoba (II)


—Dime lo más bello que se te ocurra—, le pidió.
—Me amas—, contestó él.

Y ella lloró con el mayor desgarro.

© Luis Torregrosa López, 2008.

4 comentarios:

Lena dijo...

jajaja!

Comienzo a preocuparme.

Me da risa el dolor.

jaja

¿seré mala?

Qué buen texto, Luis!

Un besote

montse dijo...

Has entrado en el delicado y polémico mundo de la relación de pareja.
Cuánto y cuánto se podría hablar del tema, pero tu, como siempre, con cuatro palabras lo has dicho todo.
Muy bien escogida esta imagen para el relato
Un abrazo.

Ramon dijo...

Explicas mucho con muy pocas palabras, pero muy bien escogidas.
Felicidades.

Luis dijo...

El lenguaje es traicionero y enseguida se nos ve la patita. Gracias.