miércoles, 21 de mayo de 2008

Estos malditos rumanos se lo llevan todo


Dumitru Tsepeneag, uno de esos malditos rumanos como los que Berlusconi meterá en la carcel, se ha hecho con el Premio de la Unión Latina de Literatura en Roma. Exiliado en Francia, debe mantener cuidado de cómo y con quién viaja a la capital italiana. No sé yo si un premio literario es garantía suficiente para pisar Italia sin consecuencias. Supongo que los organizadores habrán enviado un fax a La Camorra, al Ministro de Exteriores y al propio Berlusconi para informarles de que le van a dar 12.000 euros por el galardón y se puede pagar una estancia de un par de días por lo menos.

Pero aún así, Tsepeneag ha sido premiado, entre otras cosas, por "[mostrar] cómo se está construyendo ante nuestros ojos la nueva Europa" y entre sus obras, Pays des Maramures, retrata el éxodo rumano a Occidente. Y eso, amigos míos, es una provocación de los culturetas italianos, rojos ancestrales, seguro que amigos de los Bardem y toda esa banda. La novelista Gabriela Adameşteanu, rumana también, sólo tiene elogios para la obra de Tsepeneag, pero claro, eso más que ser un apoyo es una vuelta de tuerca sobre la ya débil nuca del escritor.

Suerte Dumitru y no olvides el traje de amianto.

3 comentarios:

davidgl dijo...

Excelente post. A ver si lo leen también algunos españolitos afines a esas ideas de Berlusconi y compañía.

Un fuerte abrazo.

javier dijo...

Berlusconi los quiere meter en la cárcel y Prodi los quería expulsar de Italia. Creo que los italianos no se han repuesto del paso de los Borgia por Roma.

Ramon dijo...

El huevo de la serpiente parece estar anidando en Italia y, desgraciadamente en otros parajes no muy lejanos. Todos los razonamientos, denuncias y comentarios en su contra son necesarios para abortar su nacimiento. Tu post de hoy es un buen ejemplo a seguir.
Gracias.