sábado, 3 de mayo de 2008

El novelista



Cada vez que se sentaba a escribir su gran novela, le brotaba un cuentecillo gracioso. Cansado ya de que su ciclópea disposición alumbrase tan menguados textos, convocó a sus musas para reconvenirles:

—Me ofrecéis sólo fragmentos de literatura. ¡Yo quiero más!—, dijo.

Y no entendiendo aquellas a qué se refería, le dejaron varios miles de adjetivos que siempre les sobraban.


© Luis Torregrosa López, 2007.

14 comentarios:

Óscar dijo...

Adjetivos siempre sobrarán para tan buena concreción.

Te he conocido a través de blogalaxia. Saludos. Volveré.


Óscar

Ramon dijo...

El buen relato corto es la esencia de la literarura, como lo es el pequeño frasco de un buen perfume.
Sigue así.

maRia dijo...

En el colegio mis profes de lengua y lite me decían siempre lo mismo:

"maRia, PLEASE, SIMPLIFY".

Y es que por eso mismo me incliné siempre por la literatura, porque me dejaba largar miles de adjetivos, y sustantivos, y adverbios, y verbos, y artículos, y...vale, lo captas,¿no?

Que me ha costado años de escribir, el aprender a decir mucho con pocas palabras.

No en mis comentarios, vale, pero cuando escribo.
:)

Al menos se intenta.
Porque a mí, mi musa particular, (soy pobre, sólo tengo una), no me hace ni puto caso.

Otro abrazo, Luis.

STEVE dijo...

precioso blog
me ha sorprendido, un abrazo

Luis dijo...

Oscar, un placer tu visita. María, bien sabes que primero saturas los textos hasta que al fin descubres que todo consiste, como en la escultura, en quitar lo que sobra.

Luis dijo...

Ramon, la comparación con el perfume es idónea. Steve, gracias por tu apreciación.

Anónimo dijo...

luis, es cierto, pero yo ahora no hago eso. Por ejemplo cuando escribo en español, (sólo lo hago en el blog), procuro escribir los huesos, directamente.Y directamente al blog. Nada de adelgazar luego el texto.

maRia

Anónimo dijo...

Y siguiendo con analogías, aparte de la esencia que se vende más cara en pequeños frascos, los escritos cortos e intensos son chupitos literarios. PAF. Directos a la sangre. Embriagan en seguida.

maRia.

MARISA dijo...

Y es fantástico leer la descripción sobre algo, que nos situe, q nos ambiente, q cree una atmósfera que haga que los hechos narrados sean más reales. Muchos o pocos. Pero siempre buenos.

Luis... :-)

Poledra dijo...

Oye, me ha encantado tu "casa".

Definitivamente, las musas son bloggers...

montse dijo...

En tu habitual exposición concisa, no le hace falta ningún adjetivo!!
Un abrazo.

Lena dijo...

JAJAJAJAJAJA!

Qué bueno eres!

Malditos adjetivos!

JAJAJAJA!

Luis dijo...

maRia, me gusta lo de "chupitos literarios". Buen título para un libro de microrelatos. Poledra, mil gracias. Montse, ¡mira que disfruto con tus imágenes!. Gracias. Lena, eso, ¡malditos!. Un abrazo.

David dijo...

Muy bueno. Muy cierto. ¿A quién no le ha pasado y le pasan estos malentendidos con las musas? Cómo me gusta leerte.

Un abrazo.