martes, 13 de mayo de 2008

La tormenta


Todo aquello sucedió en mis afueras, mientras fingía no saber, en la noche. Al salir el sol y reposar en su piel, me devolvio el aroma de una tormenta de julio que se instaló en mis adentros. Ahora aguardo ansioso cada rayo.


© Luis Torregrosa López, 2008.

8 comentarios:

Lena dijo...

Esa querencia la conozco de cerca...

Bello texto, Luis.

Un beso

Manuel Trujillo Berges dijo...

No sé si me gusta más el texto o la imagen...

Un abrazo,

Athena dijo...

Tienen algo de hipnotizantes pero cuidado también de adictivas.

montse dijo...

Precioso rayo de tormenta de julio!!
Un abrazo.

MARISA dijo...

Hola Luis :-)
Yo no se si interpreto bien el texto que hoy nos ofreces. A mi me sugiere... ufff...veras... sobre todo la parte en la que dices... "Ahora aguardo ansioso cada rayo", uff.

Bueno..no se si sera correcta mi interpretacion, pero me gusta!!

Un beso :-)

maRia dijo...

Aaaah. Eso lo entendemos todos, claro.
Hermoso.

Luis dijo...

Marisa, la interpretación es correcta. Gracias a todos. Es un coprto sin pretensiones, con la intención de que nos recuerde el fogonazo.

Maria dijo...

Precioso, tan cercano el sentimiento...

Sobrado gusto que tienes por las fotos ya demostradísimo hace mil ;).


Mil besazos Luis :)