jueves, 4 de junio de 2009

Estúpido



Diletante y aburrido, el chorro de su verborrea ahogó el diálogo hasta el extremo de vaciar de sentido cuanto tiene nuestra lengua.
(c) Luis G. Torregrosa López, 2009.

2 comentarios:

Hispa dijo...

Saludos maestro. Date por alabado, aunque sea virtualmente. Estoy encantado de ver esta página de nuevo en movimiento.

Por cierto, y en referencia a la entrada, ¿inspirándote acaso en la campaña electoral? :p

Luis dijo...

Exacto, gran Hispa. Las elecciones son fuente de inspiración. Un abrazo.