viernes, 17 de julio de 2009

Literatura, ¿para qué?



No me acuerdo de la Primera Guerra Mundial pero la leí hace tiempo.

No me acuerdo de mi primer viaje a Acapulco pero sí de haber leído Crónica de una muerte anunciada en la vieja carretera interminable.

No me acuerdo de ninguna mujer de principios de siglo que no sea Margarita.

(...)


Así empieza el artículo del méxicano Emiliano Monge en Babelia de El País, esta semana. Me sumo a su razonamiento inteligente e imprescindible. A ver si alguien adivina quién es Margarita.

5 comentarios:

Hispa dijo...

Clorinda Matto, A veces sin nido

...y no la he leído, pero cotilla soy un rato.

Luis dijo...

Me parece que no, querido Hispa. A ver qué dicen los demás.

Liki Fumei dijo...

Igual era la Duras, no sé... ¿quién es el de la foto?

El texto de este Monge tiene su aquél: su gracia, su ritmo y algún hallazgo.

Juan Ignacio dijo...

Tendrás que sacarnos de las dudas ...

Luis dijo...

Margarita, que linda está la mar, de Rubén Darío.